payaso cebollita

El payaso Cebollita, se dio cuenta que su pasión era el  hacer reír a la gente, en lugar de los números

CAMPECHE.- La vida da muchas vueltas, tantas que, en algunas ocasiones podremos hacer grandes planes, sobre todo cuando somos jóvenes y queremos lo mejor para nuestro futuro, sin embargo, no sabemos lo que nos espera, como bien sabe el payaso Cebollita.

Tal es el caso de Alfredo Poot, mejor conocido como “Payaso Cebollita”, un hombre que desde muy pequeño, tenía sueños y ganas de superarse, y pese a la situación económica por la que pasaba con su familia, tuvo la oportunidad de desenvolverse en el mundo de la contabilidad y administración, sin embargo, llegó en un momento de su vida, cuando se dio cuenta que el  hacer reír a la gente, era algo que lo caracterizaba, motivo por el cual emprendió su camino, como payaso, gracias a la motivación de muchas personas.

Te puede interesar: Netflix hace homenaje a la cultura maya con gran miniserie animada

“Yo empecé, porque mi papá fue payaso, o sea andaba en una carpa como cuando era la época de Cantinflas, y a mí con el tiempo me empieza a llamar mucho los payasos, y yo empiezo cuando en una carpita, dejaron telas que usaban, y nosotros ahí en un infonavit, agarramos e hicimos nuestro cirquito, y después nació mi hijo y una comadre me dijo, tu si puedes ser payaso, así que lo intenté por primera vez”, comentó.

Hoy lleva cerca de 30 años desarrollándose en esta carrera, la cual le ha dejado grandes experiencias en la vida, desde momentos de tristeza, soledad, y hasta saciarse de la felicidad y alegría que es hacer reír a los niños y a los adultos.

“Mi mamá estaba en fase terminal, y por tantos medicamentos que le dieron, se confundieron, entonces, fui a trabajar y yo tenía que ir hacer guardia,  y terminando la fiesta, se me vino a la mente mi mamá, entonces pensé, la función debe continuar”, expresó.

Cebollita, como es conocido en el Estado de Campeche, es un payaso que vino desde abajo, comenzó su carrera, por el gusto de hacer que las personas pasen un rato agradables, y hoy en día, ha convertido uno de los payasos más reconocidos y que con mucho orgullo, ha dejado en alto el nombre de Campeche.

“De ahí vengo, entonces, por ejemplo había un niño que tenía derecho de seguir, cuando yo empecé nadie me quería enseñar y se siente padre, porque yo vengo de escasos recursos y vengo de lo peor”.

Sin duda el apoyo de su familia ha sido sumamente importante, ya que son su motor para continuar en el camino, por ello, en este día Internacional del Payaso “Cebollita”, les manda un mensaje a los Campechanos, para que  cada día, puedan admirar más, el talento local.

“Si contratan a un payaso, no les regateen, pero si no les gusta el show, no lo vuelvan a contratar”, indicó.

Síguenos en Facebook

Informacion MegaNews

Noticias de Quintana Roo, México y el mundo; los temas más relevantes del momento al instante que suceden y en todo lugar