El Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos llegó a su vigésimo primer aniversario, con “el peor desastre de los arrecifes coralinos del Sistema Arrecifal Mesoamericano en la historia”, el denominado “síndrome blanco”, cuya causa se desconoce hasta el momento, manifestó su directora María del Carmen García Rivas.

La entrevistada, quien recordó que el parque se creó luego de que los propios portomorelenses se acercaron a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), ya que había mucha presión tanto de Cancún como de Playa del Carmen y la comunidad decidió que el arrecife fuera para su propio beneficio, dijo que éste abarca más de 9 mil hectáreas y tiene especies como la denominada Cuerno de Alce.

El parque cuenta también con praderas de pasto marino, importante para la alimentación de la tortuga.

El arrecife, junto con el humedal, protege a la población ante la fuerza de los huracanes.

En su zona de influencia hay más de 200 prestadores de servicios y más de 20 hoteles en los que se impulsan acciones como el no uso de plásticos y el reciclamiento de materiales.

El Ayuntamiento lleva al cabo un programa para que todas las viviendas y comercios se conecten a la planta de tratamiento porque la conservación es responsabilidad de todos, añadió.

A partir de su creación, la Conanp ha desarrollado actividades de conservación con la comunidad, como supervisión, vigilancia, labores de monitoreo, restauración, difusión y educación ambiental, dado que, además, en sus playas anidan tortugas marinas.

Sin embargo, en este momento los arrecifes están en una situación crítica por factores como el estrés, por toda la infraestructura costera, mal manejo de aguas residuales, el sargazo y la gran afluencia de turistas, indicó.

De hecho, dijo que si bien no se sabe si el “síndrome blanco” es causado por un virus o bacteria, se considera que una de las causas es el estrés y que la enfermedad llegó por las aguas de lastre de los cargueros que atracan en el muelle de Puerto Morelos.

Desde hace cuatro años se están haciendo investigaciones sobre la enfermedad, que en menos de tres meses mata al tejido vivo y a las colonias. Básicamente son los corales cerebro y los corales columna los que pierden tejido y luego se ponen blancos y mueren. Lo que queda es el esqueleto.

García Rivas explicó que el “síndrome blanco” puede atacar diferentes puntos de la colonia y la va acabando, en particular afecta a 20 de las 43 especies de coral. Uno de los sitios más dañados está al Norte, fuera del Parque Nacional.

Si bien el origen aún se desconoce, lo recomendable es que todos nos sumemos, que dejemos descansar a los corales, que no usemos bloqueador, que veamos que la planta de tratamiento sea efectiva, que eliminemos las fosas sépticas, apuntó.

La estrategia de combate considera la aplicación de antibióticos que hasta el momento no han resultado efectivos, y recolección de tejido vivo, dijo.

En cuanto al sargazo, indicó que se le debe dar buen manejo, conforme al protocolo elaborado por el municipio. “En esta situación de crisis sólo vamos a tener éxito con la actividad de la comunidad”, expresó.

Te podría interesar: La marca Puerto Morelos gana terreno en mercados turísticos

En el festejo del 21er. aniversario participaron investigadores de la UNAM y el IPN, Amigos de “Sian Ka’an”, el Centro Regional de Investigación Pesquera y gente de la comunidad que apoya la conservación del parque.

Infoqroo

Informacion MegaNews

Noticias de Quintana Roo, México y el mundo; los temas más relevantes del momento al instante que suceden y en todo lugar

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *