Playa del Carmen.- Gran sorpresa se llevan turistas nacionales y extranjeros con las toneladas de sargazo que diariamente salen en las costas de Solidaridad

Desde el 2015, las costas caribeñas mexicanas han recibido toneladas de una alga marina de color café-rojiza mejor conocida como sargazo, esto como consecuencia del cambio climático  y el cambio de corrientes marinas. Sin embargo pese al esfuerzo de autoridades de todos los niveles de gobierno y la iniciativa privada por mantener limpias las playas de Quintana Roo haciendo la remoción de sargazo de forma casi mecánica, la comunidad científica y ecológica ha coincidido en que la ‘Industria del Sargazo’ ha sido desaprovechada hasta ahora.

¿Pero, qué es la industria del sargazo?

Apenas en el mes de junio, el delegado de la Secretaria de Gobernación Leopoldo Proel Bustos destacó que si bien se había apoyado la solicitud del gobierno estatal para obtener los 62 millones de pesos de la Fonden (Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales) para la limpieza de playas y evitar la llegada de más de esta alga, “este “apenas es un curita” que no resolverá el problema.

En ese momento aclaró que se debían buscar alternativas de fondo, como la posible industrialización del sargazo, es decir procesado para ser utilizado como material básico para la creación de diferentes productos. Pero desde entonces ni una autoridad ha hecho por dar el siguiente paso.

Por ejemplo, en países como Japón, el sargazo es altamente cotizado por la industria farmacéutica. Incluso en Jalisco, según medios de comunicación locales, el Centro Universitario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara,  ha desarrollado con el Instituto Politécnico Nacional y con la UdeG, un proceso de obtención de biocombustibles a partir de Sargassum-natans esto para obtener biogás y bioalcohol. Sin embargo todavía es un proceso que se encuentra en fase piloto y todavía se necesitan hacer pruebas de campo.

Incluso en Yucatán, un grupo de jóvenes  comenzó con la comercialización de diversos productos hechos a base de sargazo. La empresa de los emprendedores se llama Salgas y vende abono para agricultura, alimento para ganado, cremas, protectores solares, tratamientos capilares y demás cosméticos hechos con sargazo como elemento principal.

En declaraciones que recoge la agencia internacional Efe, una de las jóvenes empresarias, la bióloga marina Guadalupe Dayré Catzín Uc, asegura que antes de que termine el año estarían comercializando papel hecho de sargazo, el cual, una vez que se use, podrá ser disuelto en agua para regar plantas.

Por otra parte la Dra Brigitta Ine van Tussenbroek, investigadora de la Unidad Académica Sistemas Arrecifales Puerto Morelos del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología ha reiterado en diferentes entrevistas que el sargazo llegó para quedarse “es algo que llegó para quedarse, es algo con lo que tenemos que vivir y ser conscientes de que no se va a ir. Necesitamos lidiar con esto y buscar alternativas a futuro porque en la comunidad científica esto apenas comienza para su estudio y definir cuál es su verdadero impacto”, explica.

Van Tusenbroek afirma que  enterrarlo (el sargazo) en la playa daña el ecosistema de forma irreversible; lo ideal sería crear un sistema para recolectarlo en el mar, poco antes de que llegue a la playa. No se aconseja hacerlo en mar abierto porque es un ecosistema y refugio de especies marinas que son esenciales para el ciclo de vida.

“Se necesita entender qué hace y cuál es su impacto y creo que tendríamos que ver la posibilidad de cosechar ya el sargazo en la mar por lo menos para evitar que llegue en cantidades masivas a la orilla de la playa, porque en sí el problema no está sólo en el volumen que llega al mar, si no en los sedimentos que deja cuando desaparece el alga de la costa. Principalmente, cuando la planta queda abajo mata los organismos que están cerca de la costa, las plantas, pastos marinos y algunos animales. Se trata de todo un ecosistema y debe haber alguna manera de evitar que la fauna sufra… pero se requiere estudios, más investigación, modelos y alertas tempranas”, continúa la doctora.

Dra Brigitta Van Tussenbroek

Finalmente, la especialista coincide que es importante reflexionar en que el tema del sargazo ya no es cuestión de imagen turística, sino un problema ecológico y hasta de salud, y que la solución recae en la investigación y en cerrar filas para que los trabajos que se realizan de manera aislada se unan entre academia, iniciativa privada y gobiernos.

Hasta el día de hoy en Quintana Roo, por lo menos no existe un plan a futuro sobre la creación formal de alguna planta o industria que pueda comercializar este tipo de alga ya sea como materia prima o producto. Mientras tanto autoridades preparan la colocación de dos barreras de malla, a dos kilómetros de la costa, con el fin de retener el sargazo que está arribando a las playas del principal destino turístico de México.

MC

Noticias de Quintana Roo, México y el Mundo; los temas más relevantes del momento al instante

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *