IMSS
PUEBLA, Pue., 10 abril 2019. Logo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). //Agencia Enfoque//

México.- Empleados que tengan alguna de las enfermedades consideradas o una lesión grave en el trabajo puede obtener por el IMSS la incapacidad permanente.

Esta herramienta se otorga a la persona asegurada que haya sufrido un riesgo de trabajo, previo dictamen de incapacidad permanente total o parcial para trabajar que derive del mismo.

Esto debe ser emitido por los servicios médicos institucionales de la Unidad de Medicina Familiar correspondiente.

Grado parcial, total, en grado de absoluta e incapacidad permanente en grado de invalidez son las formas que IMSS otorga incapacidad permanente.

Oportuno mencionar que el grado de incapacidad dependerá de cada trabajador y se valorarán las secuelas en relación a su profesión.

La pensión de incapacidad permanente del IMSS es otorgada por dos años, en ese lapso se ordenará la revisión del estado de incapacidad.

De igual manera el trabajador tendrá derecho a solicitar revisión y tras ese periodo se podría otorgar la pensión definitiva.

Enfermedades con las que se puede obtener esta incapacidad permanente del IMSS:

  • Enfermedades isquémicas del corazón.
  • Trastornos de la Coroides y la retina.
  • Enfermedades del hígado.
  • Parálisis cerebral.
  • Trastornos mentales.
  • Traumatismo de la cadera y el muslo.
  • Glaucoma.
  • Enfermedades por Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).
  • Enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores.
  • Diabetes Mellitus.
  • Tumores malignos (cáncer).
  • Dorsopatías.
  • Enfermedades cerebrovasculares.
  • Insuficiencia renal.
  • Osteopatías.

Requisitos  y documentos para obtener la incapacidad permanente del IMSS:

  • La persona asegurada debe encontrarse vigente en sus derechos.
  • La persona asegurada debe haber sufrido un riesgo de trabajo provocándole una incapacidad permanente para trabajar.
  • La incapacidad de trabajo debe ser dictaminada por los servicios médicos institucionales, a través del formato “ST-3”.
  • Identificación oficial con fotografía y firma.
  • Cualquier documento o medio de identificación emitido por el IMSS, el INFONAVIT o una AFORE, que contenga el Número de Seguridad Social y el nombre del asegurado o pensionado.
  • Comprobante de domicilio.
  • Clave Única de Registro de Población (CURP).
  • Estado de cuenta.
  • Constancia de la inscripción.
  • Documento expedido por la institución de crédito autorizada por el Instituto, dentro de la circunscripción de que se trate, en el cual se identifique el número de cuenta y Clave Bancaria Estandarizada, a favor del solicitante para recibir el pago de la pensión.
  • Copia certificada del acta de nacimiento.
  • Dictamen de incapacidad permanente o de defunción por riesgo de trabajo ST-3, expedido por los servicios médicos institucionales, que acredite el estado de incapacidad o defunción por riesgos de trabajo. 

Puedes acudir a la ventanilla de prestaciones económicas de tu Unidad de Medicina Familiar (UMF) más cercana para iniciar dicho trámite del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Síguenos en Google News